El dedo del ángel

Resumen

Una joven chef de cocina conoce a un agente literario en una cena de negocios y, ante su insistencia, decide escribir su primera novela. Todo empieza cuando ella se encuentra buscando la frase inicial del texto mientras mantiene un desafortunado contacto sexual con el agente, a cuatro patas, desnuda, en el recibidor de su piso modernista. Su consuelo es pensar que como mínimo ya tiene tema: la historia de una familia de religión protestante muy parecida a la suya. A medida que vaya conociendo a sus antepasados descubrirá que se ha perdido mucho por el camino. Ellos tenían algo que los mantenía unidos, una fe por la cual luchar. Ella es una persona vacía, ambiciosa y llena de dudas. Tiene una madre excéntrica a la que no entiende, un padre solitario, un cuñado líder de una secta y un novio a quien no quiere. Pasado y presente se intercalarán a un ritmo frenético. Lírica y sarcasmo, ternura y humor ácido se harán la competencia en esta caricatura de una comunidad desconocida de nuestra sociedad.

Fragmento

Hace unos minutos he confirmado el interés que el agente tiene por mí. Estoy desnuda en un piso de la calle Mallorca, el suyo. Para ser exactos estoy como un perrito, a cuatro patas, sobre un mosaico de formas geométricas muy bien conservado. ¿Cómo se las habrá arreglado para resistir la invasión del parquet? Tanto da. El caso es que me encuentro en la única postura posible para no ver cómo sus ojos saltones están a punto de caerme encima. La cara enfocada hacía el suelo y el culo hacia el cielo. Mientras se va moviendo rítmicamente, entrando, ahora sí, ahora no, en mi cuerpo, intento aprovechar el tiempo en algo más útil que contar el número de piedrecitas que componen una baldosa. ¿Cómo? Aprovechar el tiempo desde que el agente me ha incitado a escribir, significa hacer algo relacionado con mi futuro libro. Sí, escribiré una novela. Una sobre mi. ¿Qué no es fácil? Ya lo sé, pero seguro que no soy la primera jefa de cocina que lo intenta.

Crítica

“Una primera novela que me gustó muchísimo, muy talentosa y con un gran sentido del humor muy anagramático. Es El dedo del ángel, de Ada Castells” Jorge Herralde, editor de Anagrama.

“El dedo del ángel hace creer al lector que quien escribe dice la verdad. Y lo hace con un gran sentido del humor que, sin embargo, no consigue esconder una sólida ternura” Nathalie Bittoun-Debruyne, Revista Transversal.

“Ada Castells, un nombre que añadir en la lista de autores con algo que decir y habilidad para hacerlo” Care Santos, El Cultural.

“En lo que se refiere a las cuestiones literarias (la escritura y el mundo social que envuelve la literatura) en El dedo del ángel a menudo se tejen los disparates más deliciosos” Ana Rodríguez Fischer, ABC cultural.

“Cómo hablar de uno mismo y de los otros sin traicionarse ni falsear? ¿Cómo definir una convicción religiosa sin comprometer el espíritu ni la letra? La solución, en el libro” Anna M. Gil, La Vanguardia.

“El dedo del ángel es una astuta mezcla de reportaje historiográfico, de saga familiar y de El diario de Bridget Jones donde predomina el tono irreverente y desenfadado” Ignacio Echevarría, El País.

Aquest article també està disponible en: Inglés, Catalán

Comments are closed.